Fenciclidina (PCP)

 

La fenciclidina, también conocida como PCP, es un alucinógeno que fue comercializado por primera vez como un anestésico quirúrgico en la década de los cincuentas. Fue retirada del mercado porque los pacientes que la reciben sufrían de delirios y alucinaciones.

La fenciclidina se utiliza en polvo, cápsulas, y tabletas. El polvo es inhalado o fumado después de mezclarlo con marihuana o alguna otra sustancia vegetal. El PCP se administra más comúnmente por inhalación, pero también por vía intravenosa y oral.

En dosis bajas, el usuario piensa y actúa rápidamente y experimenta cambios de humor que van de la euforia a la depresión. El comportamiento autodestructivo es uno de los efectos más devastadores del PCP.

El PCP se puede encontrar en la orina de 4 a 6 horas después de su uso y permanecerá en la orina de 7 a 14 días, dependiendo de ciertos factores tales como la edad, peso, actividad física y dieta del consumidor.

Efectos del Uso

Una cantidad moderada de fenciclidina a menudo hace que los usuarios se sientan separados, distantes y alejados de su entorno. El entumecimiento de las extremidades, dificultad para hablar y pérdida de coordinación pueden ser acompañados por una sensación de fuerza e invulnerabilidad. Una mirada en blanco, los movimientos oculares rápidos e involuntarios, y la marcha exagerada son algunos de los efectos más visibles. Las alucinaciones auditivas, distorsión de la imagen, trastornos graves del estado de ánimo y amnesia también pueden ocurrir.

En algunos usuarios, la fenciclidina puede causar gran ansiedad y una sensación de desconsuelo inminente, paranoia, hostilidad y en algunos puede producir una psicosis indistinguible de la esquizofrenia. Muchos creen que la fenciclidina es una de las drogas más peligrosas que existen.

Los efectos fisiológicos de la fenciclidina incluyen un ligero aumento en la respiración y un aumento más pronunciado en la presión arterial y el pulso. En dosis altas hay una caída en la presión arterial, pulso y respiración. Esto puede estar acompañado de náuseas, vómitos, visión borrosa, parpadeo arriba y abajo de los ojos, babeo, pérdida del equilibrio y mareo.

Las dosis altas de fenciclidina también pueden causar convulsiones, coma y muerte (aunque la muerte suele deberse a una lesión accidental o suicidio durante la intoxicación fenciclidina). Los efectos psicológicos a dosis elevadas incluyen impresiones falsas y alucinaciones.

Los efectos secundarios son la pérdida de la memoria, dificultad con el habla y aprendizaje, depresión y pérdida de peso. Estos síntomas pueden persistir hasta un año después del abandono del consumo de fenciclidina. Fenciclidina tienen efectos sedantes y la interacción con otros depresores del sistema nervioso central, como el alcohol y las benzodiacepinas, puede conducir al coma o una sobredosis accidental. El uso del PCP entre los adolescentes puede interferir con las hormonas relacionadas con el crecimiento y desarrollo normal.

Muchos consumidores de PCP llegan a la sala de emergencias debido a los efectos psicológicos desagradables producidos por la fenciclidina o por sobredosis. En un hospital o prisión, a menudo se vuelven violentos o suicidas, y son muy peligrosos para sí mismos y para los demás. Deben mantenerse en un entorno tranquilo y no se deben dejar solos.

Referencia: WebMD Medical Reference from Healthwise

Esta información no pretende sustituir la opinión de su médico. Confianza no se hace responsable por las decisiones que usted tome basándose en esta información.

Contáctenos

Con mucho gusto atenderemos cualquier pregunta que tenga.